La futurista edificación localizada en la paradisíaca ciudad de Río de Janeiro en Brasil, mide aproximadamente 15,000 metros cuadrados, y su estructura parece flotar sobre la Bahía de Guanabara.

La altura total del Museo es de 18 metros de altura y cuenta con un techo de 10 metros de altura con vistas panorámicas. Entre sus características arquitectónicas se puede destacar sus formas curvas y blancas, con una cobertura móvil para aprovechar la luz natural, posee una estructura de acero que forma una hilera de «alas» recubiertas por más de 5,400 placas solares.

Posee 9,200 metros cuadrados de espejos de agua, que se alimentan de las aguas de la bahía brasileña, al igual que todo el sistema de refrigeración de la edificación.
Así mismo la belleza de este edificio se complementa por 6,000 metros cuadrados de jardines.

En su interior alberga áreas expositivas divididas en cinco secciones: Cosmos, Tierra, Antropoceno, Mañanas y Ahora. De forma que los visitantes puedan tener la oportunidad de hacer un recorrido por la historia del Universo, desde el origen del Big Bang hasta nuestra actualidad.

En la sección denominada Mañanas, se aborda el Futuro, los posibles caminos que se dirige la humanidad y nos invita a reflexionar, para tomar conciencia sobre que nuestras acciones tienen un impacto fundamental en nuestro planeta.

Esta bella construcción fue realizada por el famoso arquitecto español Santiago Calatrava y la realizo siguiendo estrictas normas de sustentabilidad. Cuenta con un fascinante voladizo de 75 metros de longitud hacia la plaza y 45 metros hacia el mar.

Con este increíble museo se da el inicio una nueva generación de museos de ciencia, con audiovisuales futuristas, instalaciones interactivas y juegos.

Inaugurado en diciembre del 2015, este bello museo ha recibido en pocos meses a mas de un millón de visitantes.

Este maravilloso recinto cultura ha sido galardonado como el Mejor Mueso del Año del Centro y Sudamérica en el 2016.