Casa Madero es una construcción arquitectónica llena de historia y con un bello oasis vitivinícola ubicada en la ciudad de Parras de la Fuente, Coahuila.

Antes llamada La Hacienda San Lorenzo, fue la primera bodega vitivinícola de continente Americano, por ello su importancia y prestigio prevalece hasta el día de hoy. Construida a finales del siglo XVI por Don Lorenzo García, posee una arquitectura colonial, conservando su estilo de antaño con parrales y alambiques de cobre.

Esta Hacienda cobro más trascendencia, ya que fue adquirida en 1893 por Don Evaristo Madero, abuelo del Presidente Francisco I. Madero. Tras modernizar sus instalaciones, entreno a sus hijos y nietos en Europa para el cultivo de la vid y elaboración de vinos y brandies. Y a partir de este año surge el nombre de Casa Madero.

CASA GRANDE

Dentro de la Hacienda se encuentra la Casa Grande con una bellísima arquitectura interior, que están dispuestas para la estancia y el hospedaje de visitantes donde pueden degustar los más reconocidos vinos producidos en ella.

En esta maravillosa construcción podemos encontrar su bodega, cuyo objetivo ha sido la producción y el almacenamiento del vino. La grande bodega que alberga en su interior posee depósitos de importante tamaño, en donde se almacena y se deja añejar el producto en toneles y barricas. Así mismo se pueden observar el laboratorio encargado de inspeccionar la calidad del vino, etiquetado y embotellamiento.

En la Casa Madero también puede observarse hermosos viñedos, una impresionante belleza natural, con fuentes, jardines y sobre todo un gran aroma al recorrer los pisos de fascinante Casa.
Casa Madero

VALLE DE PARRAS

Esta obra fue construida sobre el conocido Valle de Parras, un oasis en medio del desierto con manantiales de agua y muchas vides silvestres, con las cuales los primeros pobladores produjeron el primer vino, gracias también al clima privilegiado de la región, a 27 grados de altura.

PREMIOS

En el 2013, el vino Casa Madero Chenin Blanc 2012 obtuvo la medalla de Oro en Vinalies en Paris, y fue seleccionado como el mejor vino blanco de la competencia ante 3,425 muestras de vinos provenientes de 43 países. A este premio se le considera el reconocimiento más importante que ha obtenido la industria vitivinícola nacional.

Actualmente Casa Madero lleva 419 años produciendo los vinos de la más alta calidad, exportando su producto a nivel mundial, una bella obra arquitectónica digna de visitar para recibir el 2017.