En la ciudad de Changsha, China se encuentra el espectacular puente Lucky Knot (Nudo de la Suerte), que está inspirado en la cinta de Moebius y en el milenario arte chino de anudar, que para la cultura oriental el nudo simboliza suerte, prosperidad y progreso.

Con un diseño muy audaz, la estructura de acero mide 185 metros de largo y 24 metros de altura, y sirve de paso peatonal sobre el río Dragon King Harbour. Este puente peatonal tiene tres puentes entrelazados en una estructura y los peatones pueden entrar en el, a través de ocho entradas.

Los tres puentes contenidos en la estructura, coinciden en cinco puntos a través del camino, los cuales son llamados como puertas lunares.

El color utilizado en el puente, también es considerado importante en su diseño, ya que el color rojo simboliza la buena fortuna y alegría.

Cruzar dicho puente es una experiencia fabulosa, ya que su morfología envuelve y divierte a las personas y turistas que lo transitan. Y por las noches es iluminado por luces LED, convirtiéndose en una ruta de luz que atraviesa las aguas del escenario natural.

Además los paseantes pueden disfrutar de una vista por mas maravillosa del río Dragon King Harbour, el lago Meixi, la ciudad de Changsha y su cordillera.

La cinta de Moebius, que es base de inspiración de esta obra arquitectónica, es una superficie de una sola cara y un solo borde, cuyos extremos se han unido girándolos. Por ello este puente no incluye vigas de hormigón, ni cables, cuenta con una estructura que puede girar haciendo resaltar el color.

Desarrollado por la firma holandesa Next Architects, ganador de un concurso internacional para construirlo, han querido que la obra arquitectónica fuera más que un puente, de acuerdo a la firma el éxito radica en la unión de distintas culturas, historia, tecnología, arte, arquitectura y espectáculo.

A nivel internacional el puente se ha convertido en sensación, tanto que los conocedores lo han calificado por el puente más espectacular que rompe moldes.