Bella por dentro y por fuera la Torre Tao Zhu Yin Yuan se consolidará este 2017 como la construcción que luchará contra el calentamiento global, ya que ahorrará energía y absorberá el dióxido de carbono producida por la contaminación imperante en Taiwán.

Este proyecto arquitectónico se comenzó en el 2013, por el arquitecto Vincent Callebaut, quien además de realizar torres de gran magnitud, dio un paso adelante de sus construcciones realizando un proyecto de la mano del medio ambiente.

El diseño de la torre está basado en la apariencia de un hilo de ADN, donde una doble hélice se retorcerá 90 grados de la base al techo.

Esta construcción ecológica contempla un complejo residencial, donde se plantarán 23 mil árboles y arbustos. Se pretenden que las plantas absorban 130 toneladas de emisiones de dióxido de carbono, que equivalen a la contaminación producida por 27 carros al año.

CONSTRUCCIÓN SOSTENIBLE

Se considera un concepto pionero de construcción residencial sostenible, ya que el complejo de apartamentos de 21 pisos tendrá un eficiente ahorro de energía, gracias a la utilización de la luz y ventilación natural, además de incluir sistema de reciclaje de agua de lluvia y de paneles solares.

La hermosa construcción localizada en Taipei tendrá 40 apartamentos de lujo, se ubicará entre las montañas y el rio Tamsui.

Los balcones de la innovadora torre serán cubiertas con plantas para hacer más eficiente el trabajo de absorción de la contaminación existente, así mismo las plantas estarán al interior de la torre y su piso será de vidrio.

Cada apartamento incluirá una sala, comedor, cocina y varios dormitorios con closets. Y dos penthouses tendrán la extensión aproximadamente de 1,804 metros cuadrados.

De las comodidades que contará este maravilloso complejo residencial serán una alberca interior, gimnasio, estacionamiento con ventilación natural y una vista increíble de Taiwán desde sus terrazas.

Este proyecto llamado por Callebaut como “arquibiotectura”, es un acercamiento transdisciplinario, un concepto que nace de la combinación de la arquitectura, la biotecnología y las ingenierías de la información y comunicación.